Carta abierta, a propósito de la Cumbre Social sobre la Ley Minera

“(…) hermanos y hermanas, quisiera aportar algo que me parece mas importante que el contenido de la Ley o las leyes que ya salieron o saldrán, y que es algo que, estamos a punto de perder definitivamente, es algo grande que conseguimos recuperar, con nuestras luchas, en el año 2000, el 2003, el 2005 y que no fue simplemente la aspiración de construir la democracia participativa (…) sino ante todo en que fuimos capaces de ‘producir directamente las decisiones políticas sobre los asuntos públicos’ ”


A los hermanos
A las hermanas
A las Instituciones que apoyan y se involucran en la defensa del territorio, contra la Ley Minera del gobierno de Evo Morales.
Compañeros y Compañeras:
Habría querido estar en el encuentro de hombres, mujeres y jóvenes del campo y la ciudad y sentirme uno más de ustedes, para ser nosotros y nosotras.
Un compromiso acordado hace más de medio año me impide estar aquí, en este espacio, que con tanta dignidad y energía se va re-construyendo, como venimos construyendo de manera cotidiana ese “vivir bien” desde hace muchos años.

Saludarles, desearles éxito en estas deliberaciones, es lo de menos, lo importante y nosotros y nosotras lo sabemos, es la capacidad de recuperar nuestra Voz, nuestra palabra y nuestras decisiones y perder, a través de la unidad y la confianza mutua, el miedo y el silencio que a veces son tan angustiosas como la muerte y el sufrimiento de hermanas y hermanos que hoy siguen poniendo su cuerpo al autoritarismo, a la imposición, al menosprecio, al considerarnos como ciudadanos y ciudadanas que no existimos, salvo que hayan elecciones, por todos estos gobiernos sin excepción, desde siglos, desde siempre.
Seguramente se analizarán los temas técnicos y las consecuencias de esta Ley Minera del MAS, para con la gente, para con nuestra Pachamama, eso es ineludible, visibilizar e informar al conjunto de la población de lo grave de esta Ley es una urgente e importante.

oscar

Pero, hermanos y hermanas, quisiera aportar algo que me parece mas importante que el contenido de la Ley o las leyes que ya salieron o saldrán, y que es algo que, estamos a punto de perder definitivamente, es algo grande que conseguimos recuperar, con nuestras luchas, en el año 2000, el 2003, el 2005 y que no fue simplemente la aspiración de construir la democracia participativa, luego de dictaduras militares y gobiernos vende patrias que nos despojaron casi de todo, sino también que en esos gloriosos años, a partir del 2000 se desplegaron en Bolivia no solo las acciones para participar en elecciones, como nos quieren hacer creer ahora que es eso democracia, sino ante todo en que fuimos capaces de “producir directamente las decisiones políticas sobre los asuntos públicos” y, con base en tal aspiración, DISPUTAR el destino y términos de usufructo y disfrute de la riqueza material de nuestra Bolivia, Guerra del agua, Guerra del gas, Guerra de la Coca, el Tipnis.

Está cuestión de las DECISIONES POLITICAS, COLECTIVAS, MULTIPLES y fértiles, sobre asuntos que a todos y a todas nos incumbe, como en este caso la riqueza mineral, porque a todos nos afecta, es esa capacidad de decidir sobre estos asuntos lo que hemos perdido y debemos recuperar, en los hechos, hoy vivimos bajo una especie de “monarquía” y dictadura partidaria, que MONOPOLIZA Y CONTROLA, una vez mas, tal decisión política y se reinstaló como en las épocas de Banzer, Goni, Paz Zamora y otros, y lo hace, además, subordinando y cooptando a las organizaciones sociales o bien criminalizando la disidencia y la protesta mediante un legalismo intolerante, como se pretende con la Ley Minera o la Ley Educativa.

Esa correa de mando-obediencia, la rompimos en el 2000, el 2003 y el 2005, los genuinos, autónomos y multitudinarios Movimientos Sociales, que sin caudillos, patrones ni partidos logramos romper el Monopolio de la palabra y las decisiones.

Hermanos y Hermanas, ojalá este encuentro nos sirva para re-conocernos, re-encontrarnos y re-cuperar esa capacidad organizativa y política que posibilitó el rompimiento de modelos económicos de DESPOJO y modelos políticos de exclusión, discriminación y desprecio, la lucha contra ley Minera, ojalá nos sirva para abrazarnos, empuñar nuestras manos y que nuestros corazones y nuestras gargantas digan un YA BASTA¡¡ fuerte y comprometido.

Tienen en mi persona al último soldado, de la última fila del ejército de combate por una patria digna, solidaria y recíproca.
Abrazos

Oscar Olivera Foronda
Dirigente Fabril 1980-2010
Portavoz de la Coordinadora del Agua en el 2000
En algún lugar de nuestra Sur América a los 9 días del mes de mayo del 2014

Dejar un comentario