Triángulos en el Agua

Esta iniciativa forma parte de la estrategia seguida por el Centro de Voluntariado Internacional (CeVI) para promover acuerdos de colaboración mutua entre todos aquellos actores comprometidos en la defensa del derecho al agua. En ese sentido, se realizó un encuentro entre los socios del CeVI en Bolivia y Brasil para identificar las líneas de trabajo en torno al cual desarrollar sinergias y la puesta en marcha de actividades de cooperación Sur-Sur para la gestión de los recursos naturales. En esta ocasión, se compartió la experiencia del “Programa 1 Millón de Cisternas”, que consiste en tecnologías sociales de recolección de agua de lluvia en tanques y se desarrolla en el semiárido brasileño. De esta manera, se empezó a ejecutar la transferencia de esta tecnología a zonas del valle alto cochabambino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el Valle Alto de Cochabamba, la temporada de lluvias se concentra en unos pocos meses al año y, a menudo, causa inundaciones que producen graves daños a los cultivos y a los territorios. En los otros meses, la sequía es un problema aún más relevante: la sobre explotación de aguas subterráneas y la disminución de las lluvias producto del cambio climático están llevando a la región a una crisis hídrica preocupante.

El proyecto “Triángulos en el Agua” se propuso mejorar la disponibilidad de recursos hídricos en los Municipios de Arbieto, Cliza, Toco y Tarata, en Valle Alto de Cochabamba a través de la difusión de la tecnología de la cosecha de agua de lluvia mediante cisternas (tanques semi-enterrados). La iniciativa también llevó adelante actividades de investigación dirigidas a la adaptación de la tecnología en cuestión a las características geográficas, climáticas, económicas y sociales de las comunidades beneficiarias con el apoyo de la Universidad Mayor San Simón. Además, se realizaron actividades de educación, formación y capacitación.

Se organizaron espacios de diálogo entre las autoridades locales y departamentales, las organizaciones sociales y las comunidades para discutir la gestión sostenible de los recursos hídricos. El valor agregado de la propuesta consistió en la promoción de actividades de intercambio con las organizaciones del semiárido brasilero que están utilizando desde años la cosecha y siembra de agua para responder a sus necesidades hídricas con las cuales los socios del proyecto mantienen relaciones duraderas.

Los mas importante fue la construcción, a través del trabajo comunitario, de 9 cisternas de cosecha de agua repartidas en las poblaciones de Villa Flor de Pukara (Toco), Arbieto, Flores Rancho (Cliza), Tarata, Milloma y el barrio San Pedro Magisterio (Sacaba), mismas que a la fecha están contribuyendo a resolver el problema del agua en estas comunidades. 

Dejar un comentario